Pérgolas de madera

pergolas de madera

Pérgolas de madera para jardín

Pérgolas de madera resistentes y robustas. Financialas hasta en 120 meses

Compra una pérgola de madera para tu negocio o jardín. Calidad y durabilidad aseguradas en nuestras

pérgolas de madera.

PÉRGOLAS DE MADERA: QUÉ SON

Las pérgolas de madera son elementos de jardín que cada día van ganando en valor y en volumen de demanda.


Cada vez más personas optan por instalar pérgolas de madera en sus espacios de recreo consiguiendo, además de una sombra adicional, un espacio moderno y con mucho encanto que invitan a disfrutar de bonitos momentos.


Estas construcciones están formadas por varias columnas que sostienen la estructura y, sobre ellas, reposan otras vigas que tienen el objetivo de dar sombra y que se las conoce con el nombre de durmientes por estar tumbadas sobre las otras.


EL ORIGEN DE LAS PÉRGOLAS DE MADERA


El origen de estas bonitas estructuras se puede situar unos 3.000 años atrás.


Al principio, eran utilizadas para conectar espacios grandes por una zona exterior o para conectar nuevos espacios a modo de pasillo.


A finales de la Edad Media y principios del Renacimiento eran muy comunes en los conocidos como túneles verdes, que estaban formados por sauces o avellanos jóvenes y sobre los cuales se dejaba que crecieran las plantas trepadoras.


El nombre de pérgola proviene del italiano y esta, a su vez, debe su nombre al latín pergula y hace referencia a aquello que nos cubre.


Se trata de construcciones independientes que se usan para fabricar una sombra y también tienen una función estética y su ventaja principal es que pueden cubrir tanto zonas de paso como zonas de estar.


Las distintas culturas que han hecho uso de las pérgolas de madera, también les han dado usos muy distintos. Por ejemplo, en el antiguo Egipto se utilizaban de manera ornamental en sus jardines y sobre ellas dejaban crecer la vid que se sujetaba en las estructuras.


En China, sin embargo la pérgola, se usaban para dar sombra a los templos y en las casas de familias adineradas.


Con el paso del tiempo y dependiendo de las zonas donde nos encontremos, las pérgolas de madera han ido teniendo diferentes usos: estructuras ornamentales para jardines, estructuras sobre las que dejar crecer diferentes tipos de vegetación o como pasillos para cruzar de estancia a estancia.


Hoy en día, el uso es mucho más variado y dan mucho juego, siendo un lugar ideal para las reuniones sociales disfrutando de deliciosas comidas y refrescos, aunque, por supuesto, les sigamos dando el uso original en muchas ocasiones.



TIPOS DE PÉRGOLAS


Las terrazas se convierten en el mejor sitio donde pasar un rato agradable, sobre todo cuando llega el buen tiempo. Sin embargo, con el buen tiempo también llega el sol con una incidencia más fuerte, por eso es fundamental contar con pérgolas donde poder disfrutar del exterior todo el tiempo que nos apetezca sin miedo a quemaduras del sol, insolaciones, etc.


A la hora de elegir una pérgola para nuestro jardín, debemos tener en cuenta que existen diferentes tipos de materiales y también otros requisitos como pueden ser la forma y la superficie:


 Materiales de fabricación de las pérgolas

➡️ Pérgolas de madera: este tipo de pérgolas están fabricadas íntegramente de madera, son estructuras que transmiten mucha calidez. El mantenimiento es mínimo, puesto que la madera está tratada para que dure muchos años.


➡️ Pérgolas de lona o textiles: se construyen sobre materiales como la madera o el aluminio y se cubren con una lona normalmente. Si las estructuras son de madera, estas pérgolas se fusionan muy bien con cualquier estilo de decoración que tengas en tu jardín.


Además, esta madera va a aportar un toque de distinción y calidez que no aporta ningún otro material.


➡️ Pérgolas de caña: este tipo de pérgolas ofrecen mucha variedad. Los hay con techos con cañizo, con techos con bambú, etc. El aislamiento que nos ofrece este tipo de pérgolas no es completo y pueden requerir de cambio frecuentemente.


Además, si el techo es de cañizo, desprenderá pequeñas fibras que te van a mantener constantemente limpiando la zona.


➡️ Pérgolas bioclimáticas: esta es una opción muy innovadora. Se trata de estructuras con sistemas de lamas de aluminio que se pueden abrir en una inclinación diferente según se den unas condiciones climáticas u otras.


Pueden estar completamente cerradas o pueden estar abiertas hasta 135º y pueden tener sistemas de apertura que dejan pasar el aire que, además, no permite que entre el agua cuando esté lloviendo.


Este tipo de pérgolas también cuentan con un componente técnico que es muy importante. Existe la posibilidad de programarlas desde el móvil para que las lamas se abran o se cierren cuando tú lo desees.

➡️  Pérgolas de obra: están fabricadas con hormigón, con cemento o con ladrillo y con ellas se consigue el objetivo deseado, tener sombra en el jardín.

El problema con estas pérgolas es que son fijas, no se pueden trasladar en caso de necesidad, solamente se pueden derribar y perder todo lo que invertimos en su momento.


Además, en la construcción de este tipo de pérgolas se generan muchos residuos y son muy engorrosas.


Forma de las pérgolas


Hay un gran abanico de posibilidades en cuanto a la forma, desde la estándar hasta las hechas a medida que, aunque resultan un poco más caras, se adaptan a la perfección al espacio del que dispones.


La forma de las pérgolas se centra en un aspecto cuadrado o rectangular y la cubierta suele ser o bien plana, o bien a un agua o dos. También existe la posibilidad de que la parte de la cubierta tenga una terminación redondeada.


Superficie cubierta


Estas estructuras se pueden cubrir de forma total o parcial, tanto en la parte superior como en los laterales, dependiendo de las necesidades de cada uno.
Permiten que los cubrimientos sean de hasta 12 metros de proyección sin que sea necesario usar postes intermedios, aunque lo mas aconsejable es que se instale un pilar cada 5 metros lineales para asegurar una estructura más rígida.



CÓMO CALCULAR LA SOMBRA



La funcionalidad principal de las pérgolas de madera es el aprovechamiento del sol o protección, por lo que se ha de tener en cuenta realizar cálculos para que la eficiencia se máxima.
El cálculo estructural dependerá del profesional que se encargue de instalar los porches de madera, aunque es importante recordar el papel fundamental que juega el llamado asoleamiento sobre el diseño de la pérgola, es decir, hay que tener en cuenta los en qué periodos del año y en qué momentos las pérgolas de madera reciben la radiación solar directa para saber cuándo tendremos más sol y sombra.



QUÉ TENER EN CUENTA A LA HORA DE INSTALAR LAS PÉRGOLAS DE MADERA

Ya sabes que necesitas instalar una pérgola en ese espacio que tienes libre y que resulta ideal para disfrutar del aire libre, pero te aconsejamos que tengas en cuenta una serie de factores antes de instarla para que el resultado que obtengas sea realmente el que esperabas.


Cada elemento o estructura que tenemos en casa tiene la función de adaptarse a nuestro estilo de vida y que no seamos nosotros quienes tengamos que adaptarnos a ellas.


Por eso, te vamos a dar unos tips que te van a ser de gran ayuda a la hora de elegir entre las distintas pérgolas de madera para que puedas tener lo que realmente necesitas y en las mejores condiciones:


➡️ El terreno: es fundamental que esté en buenas condiciones y bien nivelado. Ten en cuenta que sobre él va a ir una estructura, a priori, fija y que va a estar ahí durante muchos años.


Si donde piensas instalar las pérgolas de madera es una terraza, no vas a tener dificultad alguna, puesto que el suelo ahí ya va a estar nivelado previamente.


Cosa distinta va a ser si donde quieres instalar tus pérgolas de madera es un terreno que presente irregularidades como puede ser un jardín.

En este caso, lo mejor es proceder a rellenar el terreno y a alisar de forma que todas las irregularidades queden perfectamente salvadas y se pueda proceder a instalar las columnas de forma que queden bien ajustadas y alineadas.


➡️ La ubicación: es importante tener muy claro el uso que vas a darle a tu pérgola.

Hay quienes quieren este espacio exterior como comedor al aire libre y, en este caso, será aconsejable que la instalación sea en un lugar cercano a la vivienda porque, de lo contrario, puede resultar muy incómodo tener que estar dando largos paseos para servir la mesa y retirar después.


Por otro lado, hay quienes desean instalar una pérgola de madera para tener un lugar de tranquilidad retirado de la vivienda donde disfrutar de sus hobbies y, en este caso será mejor que esté un poco más retirada de la casa para evitar que las acciones de otros convivientes perturben la tranquilidad que se busca.


Otro de los usos que se le suelen dan a las pérgolas de madera es como lugar de sombra cerca de la piscina. Pues bien, en estos casos aconsejamos que se cubra parcialmente el techo o que se haga de forma que se pueda retirar cómodamente cuando se desee, así se facilitará también una zona de bronceado cuando se quiera.


➡️ La orientación: es fundamental que hayas estudiado bien el lugar donde quieres instalar las pérgolas de madera teniendo en cuenta cuál es la orientación del sol.

No tener en cuenta este punto puede ser un error fatal que haga que no puedas usar tu pérgola de la forma en que quieres, al menos durante el día, puesto que, incluso, puede que no cumpla en absoluto las funciones para la que ha sido instalada que, normalmente, es obtener una zona de sombra extra.


➡️ El clima: ten en cuenta que no es igual instalar pérgolas en una zona cercana al mar que cercana a la montaña, por ejemplo. Por este motivo es muy importante que se tenga en cuenta el clima de la zona donde se van a instalar.


Sea como fuere, también debemos recordar que la madera es el mejor material para hacer frente a cualquiera de los climas y cambios de temperatura, puesto que, por sus propias características naturales, no se ve tan afectada como el hierro, el aluminio o las fabricadas con ladrillo o cemento, por ejemplo.


Además, en casasdemaderamodernas.es utilizamos madera de abeto nórdico para la fabricación de nuestras construcciones. Esta madera ha crecido en el norte de Europa, donde las condiciones climatológicas son muy adversas y hace que la madera tenga un proceso de crecimiento lento y con mucha densidad.
Esta madera también recibe un tratamiento por inmersión desde el momento de su tala para protegerla del ataque de xilófagos y para que aguante mucho más la humedad, lo que garantiza una gran durabilidad de nuestras estructuras.

DATO DE INTERÉS

Para que te puedas hacer una idea de lo fuerte que es la madera de abeto nórdico que utilizamos para la fabricación de nuestras pérgolas de madera, queremos comentarte dos cosas:


☑️ En la fabricación de nuestros productos utilizamos la parte interior del tronco que se llama Duramen y que es la más resistente. Por esto nuestras construcciones no se deforman con el tiempo y tienen tanta durabilidad y resistencia.


☑️ Esta madera es la que se utiliza en los países nórdicos para la fabricación de las saunas por su gran capacidad de aguante frente a los cambios bruscos de temperatura y frente a la humedad.


La madera es un material que desde tiempos inmemoriales se ha usado para la fabricación de todo tipo de construcciones que, incluso hoy en día y tras el paso de siglos, siguen en pie y en perfecto estado para el disfrute y el delite de todos nosotros.


Casas, palacios e incluso catedrales y grandes monumentos se yerguen sobre estructuras de madera que durante siglos han soportado el gran peso de esas construcciones aportando una gran resistencia estructural y mucha robustez.


Por eso y por el gran conocimiento que durante más de siete décadas hemos ido adquiriendo sobre las bondades de la madera, somos firmes defensores de este gran material que nos ofrece la madre naturaleza.


Elige calidad, diseño y compromiso con el medio ambiente con nuestras fabricaciones de madera, la mejor opción para ti y para todos.